Jorge Alfredo Pérez Nieto, conocido como «Chano», fue identificado por la Policía Nacional Civil (PNC) como un pandillero salvadoreño vinculado al barrio 18 Sureños. Su captura se llevó a cabo en una zona limítrofe entre México y Estados Unidos, y posteriormente fue deportado a El Salvador

Según la PNC, ha sido un miembro activo del barrio 18 Sureños, delinquiendo durante varios años en el departamento de Usulután. Las autoridades detallaron que sobre él recae una condena de 28 años de cárcel por delitos relacionados con «organizaciones terroristas y homicidio agravado», emitida por un juzgado en San Miguel.

La PNC informó que Pérez Nieto tenía órdenes de captura emitidas por un juzgado en San Miguel y que la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) mantenía una alerta roja de búsqueda en su contra. Este traslado y deportación resaltan los esfuerzos continuos de las autoridades salvadoreñas para enfrentar y contener la actividad delictiva de pandillas en el país, así como la cooperación internacional en la lucha contra el crimen organizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *