Autoridades anunciaron este viernes la detención de más de 230 personas vinculadas con la pandilla MS13, 96 de ellas en el estado de Nueva York, uno de los mayores golpes al grupo criminal en Estados Unidos y El Salvador.

El fiscal de distrito Timothy D. Sini, en Suffolk, Nueva York, informó que una operación de 23 meses llevó al arresto y acusación de decenas de miembros de la MS13, incluidos nueve líderes, 45 miembros de la pandilla y 19 distribuidores de drogas.

Entre los cabecillas estaba Noé Fuentes, alias “Ghost”, quien fue detenido en 2018 e identificado como el “líder nacional” de un brazo de la pandilla que se conoce como HCLS, o Huntington Criminal Locotes Salvatrucha, el cual operaba en Nueva York.

También hubo arrestos en el territorio “base” de la pandilla, El Salvador, como informaron tanto en EE.UU. como en el país centroamericano.

“Esta investigación ha resultado en más de 230 arrestos de pandilleros del MS13 en Nueva York, en todo el país (EE.UU.), y en El Salvador”, expuso Sini.

La Fiscalía General de la República (FGR) de El Salvador ya había informado el lunes pasado que alrededor de 130 personas fueron detenidas por sus probables vínculos al MS13 , entre ellas un agente de la Policía Nacional Civil (PNC).

Acusados de ser parte en al menos 52 homicidios

En tanto, en Nueva York el fiscal Sini dijo este viernes que los cargos contra 77 personas incluyen conspiración para cometer asesinato, además de que se lograron desactivar siete planes de homicidio.

También fueron acusados de asalto en primer grado, asalto en pandilla, tráfico de armas, narcotráfico, posesión de drogas y otros delitos, así como la distribución de drogas como fentanilo, cocaína, heroína, marihuana y píldoras.

“Como todos sabemos, la MS13 es una pandilla despiadada y salvaje, la cual comete actos violentos para reclutar, retener y controlar pandilleros, así como aplicar venganzas en sus rivales, así como extorsión de personas inocentes”, declaró Sini.

El fiscal también explicó que tuvieron acceso a más de 250 números telefónicos que durante dos años llevaron a la identificación y detención de las decenas de miembros de MS13.

El funcionario calificó esto como “una de las mayores operaciones” de escuchas telefónicas que se haya abierto en Estados Unidos contra una pandilla del país.

Aunque dijo que se trata de un importante golpe, señaló que la pandilla no está “erradicada”.

POR AGENCIAS

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *