El domingo 11 de febrero, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) dio inicio al proceso de escrutinio definitivo de la elección de la Asamblea Legislativa, llevada a cabo hace una semana. La apertura de 474 paquetes conteniendo papeletas electorales de San Vicente y Cabañas marcó el comienzo de este procedimiento, el cual se desarrolla en medio de controversias planteadas por partidos de oposición.

Las críticas de los partidos contrarios se centran en el aumento de vigilantes por parte de Nuevas Ideas y en la prohibición del TSE para modificar la validez o nulidad de cada voto. Como respuesta a este ambiente tenso, Arena anunció su retiro durante la noche.

Luis Peralta, director ejecutivo del TSE, detalló que el escrutinio se llevará a cabo de manera gradual, con dos turnos de 12 horas cada uno, y con la participación de trabajadores distribuidos en 300 mesas supervisadas por representantes de diferentes partidos.

Este proceso se desarrolla en el Gimnasio Nacional José Adolfo Pineda y se dividió en dos locales este domingo: las salas A y B para Cabañas, y la sala C para San Vicente. Los últimos departamentos cuyos votos serán contabilizados son La Libertad, con 1,023 cajas, y San Salvador, con 2,215 cajas.

Ignacio Villagrán, jefe de la Unidad de Servicios Informáticos (USI) del TSE, llevó a cabo la puesta a cero del sistema, conectado a 300 equipos. Se destacó que esta medida se realizó internamente para evitar posibles riesgos de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *