En el desarrollo de la audiencia contra los 492 cabecillas de la MS, la Fiscalía General de la República (FGR) ha demostrado que utilizaron dos métodos para cometer los 500 homicidios agravados por los que están siendo procesados.

https://twitter.com/FGR_SV/status/1755681432507138536

El primero de ellos lo denominaban H1, que consistía en matar a sus víctimas y luego enterrarlas. El otro consistía en el sistema de «válvulas abiertas» que implementaron para matar indiscriminadamente a la población.

Las investigaciones han determinado que los procesados cometieron el delito de rebelión. Esto con el objetivo de atentar contra el Estado, para mantener el control sobre todo el territorio nacional y así crear un estado paralelo.

La Fiscalía ha expuesto como, a lo largo de 11 años, de la manera más inhumana cometieron crímenes. Son múltiples los casos en los cuales atentaron contra la vida de salvadoreños inocentes porque no pagaban las extorsiones. A las víctimas las asesinaban a sangre fría, desmembraban sus cuerpos y los enterraban en cementerios clandestinos.

Las investigaciones demostraron que a un agente policial lo desmembraron y luego enterraron su cuerpo. Esto ocurrió en el municipio de San Isidro, Cabañas. A una de las víctimas la mantuvieron drogada por 10 meses, fue explota sexualmente y al final le quitaron la vida. Esto ocurrió en la playa El Cuco de San Miguel.

Este 9 de febrero, el Tribunal Sexto contra el Crimen Organizado dará a conocer la resolución de la Audiencia de Imposición de Medidas del #CasoRanflaMS. La Fiscalía acusa a 492 cabecillas de la MS13 de haber cometido más de 37 mil delitos en el país, por más de 11 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *