El diputado David Reyes del partido ARENA presentó esta mañana un aviso ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra algunos empresarios del transporte colectivo por posible “estafa” al Estado.

“Todos sabemos que durante los últimos 12 años se han entregado casi $700 millones en concepto de subsidio a los empresarios del transporte público, pero muchos de ellos han hecho de esto un negocio,  se han enriquecido en grandes cantidades de dinero, cobrando un subsidio por un servicio que no ofrecen a la población”, aseguró el diputado.

Las pruebas que presentó, según informó, son audios de declaraciones que ha dado el ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez, y fotografías donde se puede comprobar que “hay buses que tienen meses o años de estar abandonados pero que siguen cobrando subsidio”.

El diputado arenero es uno de las voces más críticas contra este sector, de hecho fue uno de los que no dio su voto para que se les diera nuevamente subsidio.

La prórroga al subsidio, aprobada por la Asamblea Legislativa, es de seis meses y se dio sin ningún tipo de condición o exigencia para una mejor calidad en el servicio a los usuarios. El sector transporte en nuestro país es constantemente criticado por los altercados que provocan los motoristas y también la contaminación que provocan las unidades.

El beneficio dado al transporte colectivo le cuesta al Estado casi $50 millones anuales. Para el 2020, el Ministerio de Obras Públicas ha presupuestado un total de 49.3 millones de dólares para esta compensación económica. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *