El empresario del transporte colectivo, Catalino Miranda, informó esta mañana que presentarán una denuncia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de los Estados Americanos (OEA) en contra del diputado David Reyes, la diputada Felissa Cristales y Milena Mayorga de ARENA por realizar un “acoso desmedido” en contra del sector transporte.

“Ya cuando solo publican fotos de las cosas que hacen los transportistas, cuando los accidentes tan solo en Diciembre los cometieron particulares, eso ya es dolo de parte del diputado David Reyes”, expresó Miranda en una entrevista radial de YSKL.

Por su parte, el empresario William Cáceres añadió: “Los 84 diputados merecen respeto, pero ves que unos se salen de la parte fundamental constitucional, una cosa es como ciudadano y otra como legislador, para venir a acosar a diferentes sectores, a diferentes personas, es muy delicado”.

Los tres parlamentarios a los que hacen alusión los transportistas se han caracterizado por denunciar fuertemente los percances o violaciones a las leyes de tránsito que realizan las personas que manejan las unidades del transporte colectivo; asimismo, votaron en contra de prorrogar el subsidio al transporte público que se dio la semana pasada.

De acuerdo a los empresarios, la polémica que se dio en la aprobación al subsidio fue un “show” armado por esos tres diputados, puesto que incluso el presidente de la República, Nayib Bukele, ya tenía presupuestada la compensación en el Presupuesto General de la Nación 2020.

Además -señaló Miranda- que son los diputados los que aprueban el decreto transitorio con “la idea de darle soluciones a los transportistas, pero son los mismos que estuvieron en el Gobierno y no presentaron ni una propuesta al transporte a largo plazo”.
“Los diputados buscan adeptos para las elecciones sin presentar solución (…). Los diputados tienen hasta 10 personas que los asesoran, pero me parece paradójico que no presenten soluciones viables, de un día para otro se inventan las condiciones, cuando el Gobierno ya había estipulado en el presupuesto la compensación económica”, opinó.

En este contexto, Catalino Miranda declaró que le gustaría que “la política se uniera para que este sector pueda darle al salvadoreño el transporte que se merece”. “El transporte es un sector que por más de 40 años ha sido el niño huérfano; cuando se acuerdan se le da presupuesto. Nunca hemos estado en planes de nación”, agregó.

Pese a esto, reconocieron que este sector “tiene que girar y hacer un salto de calidad”, que es “necesaria la sustitución y cambio de unidades del transporte público”.

“Pero desde el año 2000 venimos en conflicto con cada GOES que ha llegado, pues no nos han permitido salir de la crisis interna de diversos factores: crímenes, extorsión, asaltos, competencia desleal, falta de política financiera para generar condiciones…”, afirmó William Cáceres. También, señaló que tienen una deuda con los conductores, puesto que “no existe una escuela” para ellos.

 
“Si realmente quieren que el sector transporte genere eficiencia, tenemos que combatir esa serie de deficiencias y esas deficiencias lamentablemente no pueden salir, por condiciones económicas, del bolsillo del empresario”, sentenció.

El pasado 23 de diciembre, con 53 votos a favor y 13 en contra, la Asamblea Legislativa aprobó una nueva prórroga para entregar el subsidio al transporte colectivo, pese a los voces y críticas que pedían que no se aprobara. La compensación económica se entregará sin ninguna condición y esta nueva prórroga vencerá el 30 de junio de 2020.

El beneficio dado al transporte colectivo le cuesta al Estado casi $50 millones anuales. Para el 2020, el Ministerio de Obras Públicas ha presupuestado un total de 49.3 millones de dólares para este sector.

 
 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *