Luego de un intenso trabajo de investigación, policías de la División de Armas y Explosivos (DAE) y División Central de Investigaciones (DCI) lograron romper en las últimas horas con una cadena de fabricación, distribución y oferta en línea de diferente producto pirotécnico, decomisando más de 14,000 de estas unidades en el municipio de Cojutepeque, Cuscatlán.

El comisionado Américo Pereira, jefe de la DAE, detalló que fue a través del personal de Departamento de Delitos Informáticos de la DCI que se logró dar con el vínculo de todas estas personas que estaban involucradas en el negocio de los cohetes, prohibidos por la ley que regula la venta.

Los agentes de la DAE efectuaron los registros en el barrio Santa Lucía de la lotificación Los Pirineos, donde incautaron 13,989 unidades de silbadores, 144 de mortero número 10, y 115 del denominado “tubo”, cuya venta está prohibida a raíz de su alto grado de peligrosidad.

El sargento Mario Cortéz, Jefe de la Sección de Inspecciones de la DAE, explicó que la venta de los cohetes se hacía a través de la red social Facebook y la policía les siguió la pista a fin de darle cumplimiento a la ley e incautar el material.

Los encargados de estos productos enfrentarán un proceso administrativo con la extensión de una esquela por infracción grave, la cual establece una sanción de 10 salarios mínimos, así como el decomiso del producto.

La policía recalcó que continuará con el trabajo de seguimiento y verificación de esta “nueva modalidad de ofrecimiento a través de las redes sociales”.


Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *