El Sistema de las Naciones Unidas en El Salvador este día hizo un llamado a las autoridades de nuestro país para que investiguen y castiguen a las personas encargadas de cometer “crímenes de odio” en contra de la comunidad LGBTI y a tomar las medidas necesarias para prevenir estos casos.

“El Sistema de las Naciones Unidas en El Salvador está profundamente preocupado por los recientes asesinatos de personas de la comunidad de lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI): Anahí Miranda Rivas, Jade Camila Díaz, Victoria Pineda y Óscar Cañenguez; y expresa sus condolencias y solidaridad con las familias de las víctimas, sus seres queridos y activistas para la defensa de derechos humanos”, expresó en un comunicado.

De acuerdo con datos de la Policía Nacional Civil, entre 2014 y 2018, un total de 40 personas LGBTI fueron asesinadas. En ese contexto, en el año 2017 el Estado salvadoreño compareció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y reportó que solo el 11% de los 109 casos de homicidios, investigados a esa fecha, habían sido llevados a juicio. Por ello, en esa ocasión, el experto independiente sobre la protección contra la violencia y la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género, Víctor Madrigal-Borloz, recomendó a los Estados miembros de la ONU que legislen contra los delitos motivados por prejuicios, calificando la transfobia como agravante en la imposición de la pena. Dicha acción fue tomada por el Estado salvadoreño, incorporando en 2015 ese agravante en los artículos 129 y 155 del Código Penal de El Salvador; sin embargo, tal reforma no parece suficiente para disminuir estos delitos.

“El Sistema de las Naciones Unidas en El Salvador hace un llamado a las autoridades nacionales encargadas de investigar estos crímenes para que sancionen a los autores, considerando la transfobia como agravante, y tomen medidas urgentes para prevenir más actos de violencia basados en el prejuicio y el odio contra la comunidad LGBTI”, exhortó nuevamente este día.

Además, instó a todos los sectores de la sociedad a “promover el respeto a la vida, la integridad física y mental, y en general a defender los derechos humanos de las personas sin importar su orientación de género o identidad sexual”.

Paralelamente, este tarde, personas de la comunidad LGBTI se concentraron frente al Ministerio de Seguridad para exigir justicia y atención de parte del Gobierno por los crímenes ocurridos en las últimas semanas.

“Menos tuits y más acciones concretas”, expresaron durante la protesta, agregando que el Plan Control Territorial no es una estrategia que los protege a ellos.

                               Foto: cortesía

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *